Estamos viviendo tiempos difíciles y complicados. La grave crisis de salud azota a la humanidad, la pandemia del COVID-19, en estos primeros siete meses, ha cobrado la vida de cerca de un millón de personas en el mundo.

Nuestro país ha sido gravemente impactado por esta enfermedad y lamentablemente ocupa el 4to lugar con más de 93,000 decesos, solo superado por Estados Unidos, Brasil y la India. A este problema de salud, hay que agregar el stress que ocasiona el confinamiento, lo que ha llevado a incrementar los índices de violencia intrafamiliar, y, particularmente, en contra de las mujeres, pues cada vez son más mujeres maltratadas, secuestradas, violadas y asesinadas. La inseguridad desbordada y el crimen organizado provocando una sangría permanente e interminable en todo el territorio nacional; los índices delictivos, que tanto afectan a los mexicanos, se han incrementado en prácticamente en todos los delitos.

La crisis económica, a consecuencia del COVID-19, y de las malas decisiones del Gobierno, no solo ha mostrado las debilidades estructurales, sino que compromete el desarrollo del país para las próximas generaciones, multiplicando la pobreza, cerrando empresas y aumentando el desempleo, colocando a muchos mexicanos en situaciones verdaderamente difíciles, sin ingresos, por lo que hay gente que no tiene para comer.

La situación política de nuestro país es de claroscuros, con visos de regresión autoritaria de un régimen presidencialista. Cada vez se tensa más la relación entre el ejecutivo federal y las fuerzas políticas opositoras. El conflicto entre los Gobernadores, que no son afines al partido en el poder, y el titular del ejecutivo, generan incertidumbre. Los discursos del titular del ejecutivo, expresados durante las mañaneras, contribuyen a que las posiciones sean cada vez más irreconciliables y se recrudezca la intolerancia entre algunos grupos de simpatizantes del presidente de la República y de sus opositores.

En el Estado de México, pese a la existencia de un poder legislativo, mayoritariamente de oposición de izquierda, el gobernador ejerce el control político mediante la utilización de todos los medios y los poderes fácticos; ha utilizado los recursos públicos para la compra de conciencias y voluntades, con lo que ha construido un régimen, cuyas características son la inseguridad, la pobreza, el desempleo, la corrupción, la impunidad, el autoritarismo y la antidemocracia.

En la perspectiva del 2023, se vislumbra la recuperación del proceso de la alternancia, a la democracia y, en consecuencia, al impulso del mejoramiento de las condiciones de vida de toda la población mexiquense.

Diagnostico Municipal

La situación de Naucalpan se caracteriza por tener un gobierno emanado de una coalición que se autodenomina de izquierda, integrada por el PES, PT y MORENA, la cual, derivado del efecto AMLO, logró un apretado triunfo frente a la Coalición PAN, PRD y MC, llevando a la presidencia municipal a la Arquitecta Patricia Duran Reveles, quien integró su gabinete con solo un militante de MORENA y con connotados ex panistas, en su mayoría provenientes de otros municipios y de otros estados, con el agregado de que en los últimos días se han incorporado ex militantes del PRI.

Su gobierno no se ha caracterizado por impulsar, hasta hora, políticas públicas y acciones de trascendencia que permitan que los ciudadanos tengan una percepción de que estamos ante un gobierno diferente, eficiente y para todos. Por el contrario, la percepción de los ciudadanos es que no hay ninguna diferencia entre éste y los anteriores gobiernos; son los mismos tratos, las mismas dificultades para que sean atendidas sus demandas, las mismas prácticas y métodos de gobernar.

Graves son los problemas que hoy aquejan a los naucalpenses y que la actual administración no ha podido atender ni mucho menos resolver. Problemas que se han agudizado por la pandemia del Covid-19, como son la falta de obra pública y el cierre del centro de Naucalpan, por más de 8 meses, ha ocasionado molestias a los vecinos y graves daños económicos a los comerciantes, tanto establecidos como semifijos; la incidencia delictiva, la violencia intrafamiliar y de género; el deficiente servicio de agua potable y los cobros con tarifas excesivas; el abuso policiaco y de tránsito; la contaminación del medio ambiente con los tiraderos clandestinos y a cielo abierto, con las descargas de aguas residuales en los ríos y en la presa Madín; además de la crisis financiera por la que atraviesa el municipio, producto de las malas administraciones anteriores.

Frente a esta problemática, muchos de los secretarios y directores de la administración lejos de tratar de atender dicha problemática, están más ocupados en la búsqueda de candidaturas para la próxima elección local, la cual tiene hoy una característica muy complicada, pues con las reformas a la Ley Orgánica Municipal, que entraron en vigor el pasado 30 de septiembre, se reducen el número de ediles de 20 a 15.

Esta nueva circunstancia obliga a los partidos políticos a replantear sus estrategias, pues es claro que al reducir el número de regidores de mayoría y de representación proporcional, se reducen las posibilidades para los partidos minoritarios de obtener una representación. Es claro que esta medida no corresponde la estrategia de austeridad, sino a una regresión de concentración y centralización del poder. Por ello, no es casual que también se eliminaran las comisiones edilicias, manteniendo solo tres: hacienda, gobierno y planeación, con lo que se busca favorecer a un régimen presidencialista autoritario.

Frente a esta situación, hace falta que la ciudadanía se organice y participe activamente; se requiere de una organización que articule los distintos esfuerzos que, de manera aislada, se están haciendo para tener una interlocución con el gobierno y coadyuvar en la búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan a sus comunidades; una organización ciudadana que llene el vacío que existe en el municipio de Naucalpan, -cuna de la ciudadanía-.

Ante tales circunstancias, un conjunto de ciudadanos y ciudadanas, nos hemos reunido y analizado la necesidad de impulsar un movimiento ciudadano, amplio e Independiente, que tenga como característica luchar y trabajar por un municipio cada vez mejor. Analizando desde nuestra perspectiva los problemas del municipio a fin de poder diseñar propuestas y programas específicos que den solución a la problemática detectada.

Bajo estas consideraciones, hemos decidido constituir la Organización Social “Tribuna Urbana”, un espacio a la participación social.

MISION

Ser una agrupación progresista conformada por ciudadanos del Municipio de Naucalpan de Juárez, libre e independiente, para el estudio y análisis de la problemática municipal, así como la elaboración de propuestas de políticas públicas que se traduzcan en acciones a favor de la población naucalpense, mediante la organización y movilización ciudadana.

VISION

Lograr que en el Municipio de Naucalpan se establezcan las condiciones de igualdad entre sus ciudadanos a fin de garantizar una vida digna para todos en donde prevalezca la paz, la armonía, el desarrollo en todos sus ámbitos y la protección del medio ambiente en todas sus formas.

OBJETIVO GENERAL

Lograr la consolidación de una agrupación social, integrada por ciudadanos del Municipio de Naucalpan, de carácter no lucrativo, para que de forma libre e independiente abordemos los temas del municipio, impulsando la participación de personas expertas en las distintas disciplinas a fin de elaborar propuestas políticas públicas que den solución a los problemas del municipio, así como de personas experimentadas en las luchas sociales y con arraigo en la ciudadanía.

Objetivos específicos:

  • unificar y organizar a personas de los sectores de la población para que, mediante la capacitación y el trabajo organizado, logren mejores condiciones de vida y de trabajo, que les permita el pleno goce del ejercicio de sus derechos, y con ello elevar su calidad de vida en lo individual, familiar y social.
  • promover el estudio y difusión de las garantías individuales y sociales que ampara la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del Estado de México, Las Leyes Federales y Estatales, Bando Municipal y reglamentos. a efecto de que estos sean ejercidos con plena libertad y responsabilidad.
  • fomentar un trabajo conjunto con organismos gubernamentales y los no gubernamentales, para poder dar solución a las demandas de la sociedad civil en materia de vivienda, salud, educación y, en general, de los programas y proyectos que inciden en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Conjuntar el trabajo de profesionistas, organizaciones e instituciones públicas y privadas para otorgar asesoría profesional en diversas ramas y disciplinas, para impulsar soluciones adecuadas a los problemas y necesidades de la población.
  • Entablar enlaces de comunicación y cooperación entre entidades públicas y privadas de cualquier orden, para poder brindar asistencia social en términos de lo dispuesto por la ley sobre el sistema nacional de asistencia social y en la ley general de salud.
  • Fortalecer los lazos amistosos y profesionales entre sus asociados, así como de cooperación con todas las asociaciones de la sociedad civil, cuyos fines sociales tiendan al mejoramiento y equidad de las oportunidades, apoyando, en todo momento, la defensa y promoción de los derechos humanos.
  • Usar y aprovechar, diversas técnicas, métodos y canales de comunicación, tales como conferencias, pláticas de información, administración de proyectos, consultoría, congresos y diversos eventos socioculturales, para difundir y fortalecer el desarrollo social de la población.
  • Promover la capacitación, coadyuvando esfuerzos para el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas, asesorándolos para un mejor aprovechamiento de los recursos naturales, basado en la cultura de la protección del ambiente, la flora y la fauna, la preservación y restauración del equilibrio ecológico.
  • Promocionar, gestionar y aportar ayuda para la atención de la salud y demás cuestiones sanitarias.
  • Promover y organizar todo tipo de encuentros y eventos académicos y profesionales orientados hacia la comunicación y discusión entre investigadores y demás agentes interesados en el estudio y mejoramiento de las condiciones de vida de la población Naucalpense.